¿Escucharía un grupo musical en el Metro?


Metro-de-Medellín1

Estuvimos navegando por las noticias del arte y nos encontramos con la opinión de Sara Melguizo Gavilanes, presidenta de la Unión del Sector de la Música para el medio de comunicación EL TIEMPO.

Y nos genera la pregunta que encontramos en el titulo ¿Escucharía un grupo musical en el metro?

Les dejamos la opinión de Sara para que se contextualicen de lo que pasa en la ciudad.

“Es importante encontrar espacios adicionales para la circulación de la oferta musical. En ese sentido, es una oportunidad muy grande pensar en los sistemas de transporte, porque allí hay público para toda esta música. Por esa razón, pensar en activar un sistema como TransMilenio es un acierto gigante porque no solo es la posibilidad de llegarle a todo ese público, sino la posibilidad de generar cultura ciudadana.

La experiencia que vemos en el Metro de Medellín deja testimonios muy lindos. En el afán del día a día, quienes salen aburridos de su trabajo, les alegra encontrar un concierto y conocer a qué suena su ciudad, su país. Ante todo ese caos que tiene cualquier sistema de transporte, la música es una herramienta de movilización en pro de la cultura de las ciudades.

En cuanto a los músicos seleccionados, hay que hacer una etapa de visibilización de lo propio, lo local, lo nacional. Debe darse una convocatoria y una escogencia de artistas; no hay que abrir ese espacio para que todo el mundo esté allí, hay que darle un nivel profesional. También se debe preguntar cuál es el tipo de música que puede funcionar más en determinado momento porque la gente está más estresada a ciertas horas.

Así como debe solicitársele al músico calidad en la producción, no debe fomentarse el tema de la mendicidad y el sombrero, porque se daría un mensaje errado y más en una sociedad en la que está arraigada la gratuidad en el consumo de la música. Qué bueno que empiecen programas con oferta artística en TransMilenio, pero ojalá se realicen con contratación. Es una posibilidad perfecta para empezar a generar una vinculación con la empresa privada. En Medellín, entre las estrategias se ha pensado en un tiquete que aporte a la financiación de estas propuestas.

Finalmente, hay que tener claro que la experiencia del Metro de Nueva York es distinta. No podemos avanzar a la luz de otras ciudades que no tienen nuestra historia, tenemos que crearnos dentro de nuestra propia historia.”

Fuente: EL TIEMPO

Comentarios

commentarios